martes, abril 27, 2010

Sobre la foto del post anterior

(Esta entrada está dedicada a mi amigo Paquiro Campaña, de Culiacán.)

El hombre de la izquierda es Frank Zappa (1940—1993), genio musical y reconocido compositor contemporáneo norteamericano. Considerado uno de los padres de la contracultura gringa era dueño de un corrosivo sentido del humor. Su canción "Watermelon in Easter Hay", del disco Joe's Garage es una de las piezas más hermosas jamás compuestas para guitarra eléctrica.

El de la derecha es Jacob Kurtzberg, mejor conocido como Jack Kirby (1917—1994), decano de los dibujantes de superhéroes, creador de entre otros muchísimos personajes de Los 4 Fantásticos, Iron Man, Hulk, Los Hombres X y prácticamente todos los superhéroes famosos de la Marvel (menos del Hombre Araña).

En un reciente artículo de la revista Royal Flush, Jeff Newelt descubrió que no sólo Zappa y Kirby coincidieron alguna vez, sino que además hicieron una buena amistad.

Tenían varias coincidencias. Quizá la más importante de ellas era que ninguno de los dos echó mano de estimulante más fuerte que el tabaco para crear sus respectivas obras. Difícil de creer durante los años 60 y 70.

Zappa además siempre reconoció la importancia cultural de los cómics. Recuerdo una entrevista publicada en México en la revista Yerba en los 70 (que imagino que sacaron de Rolling Stone) en la que declaraba que lo que realmente le gustaba leer eran los cómics de Marvel.

El artículo da fe en voz del hijo de Zappa, Ahmet, de cómo Kirby sentía que Star Wars era derivativa de muchísimas de sus ideas (lo mismo le sucedió a Moebius). En concreto pensaba que Darth Vader emanaba de su villano estelar, el Doctor Doom (uno de mis personajes favoritos del universo Marvel). Zappa estaba de acuerdo.

La sorpresa: Ahmet Zappa cuenta que a su padre le ofrecieron componer la música de Star Wars. El gran Frank lo rechazó, lo cual es una pena. ¿Cómo hubiera sonado aquello? Menos épico que John Williams pero mucho más cósmico, sin duda.

Lo cierto es que una reunión en casa de Zappa a la que hubiera llegado Kirby es un lugar en el que me hubiera gustado estar. Sólo comparable, decía en el post anterior, a las noches de sábado en que Alice Cooper caía a casa de Groucho Marx a ver películas viejas en la tele.

(Kirby tuvo otro momento estelar relacionado con la música, cuando asistió a un concierto de Paul McCartney en California y el niño bonito de los Beatles pidió a medio recital una ovación para el artista. Wow.)

Más sobre Kirby aquí. Sobre Zappa acá. Y la nota completa, en inglés, acullá.

2 comentarios:

Juan Pablo dijo...

Que chingón post. Zappa es un gran GRAN guitarro. Todavía recuerdo la 1a vez que escuché Watermelon in Easter Hay.

MANCHAS dijo...

a mi me gustaría que Alice cooper fuera mi mejor amigo jajajajaja!

Saludos Bef!