domingo, mayo 15, 2011




Quería escribir una novela policiaca. Sobre una mujer policía grandota y ruda.

Era todo lo que sabía.

Al escribir una novela es importante investigar para darle coherencia al mundo ficticio que vas a construir. Es la parte que más me gusta del proceso. La más divertida. Me puse a hacerlo.

Le pedí a Paco Taibo II que me sugiriera novelas de mujeres policias o detectives. Me recomendó a Sandra Scopettone. Me gustó mucho. Aún tengo pendiente leer alguna de las novelas de Patricia Cornwell.

Me entrevisté con un amigo policía. Luego con otro. Descubrí un mundo fascinante y aterrador al mismo tiempo.

Pregunté a dos amigas científicas. Quería saber sobre neurotransmisores. ¿Se puede diseñar en un laboratorio la droga perfecta? Releí Las sustancias de los sueños, de Simón Brailowsky, un libro fascinante.

Decidí retomar a Lizzy, personaje de mi novela Tiempo de alacranes. Andrea Mijangos, la mujer policía aparece también como un personaje incidental en aquel libro. Me gustaría crear una serie.

Una historia sobre una mujer que hereda un cártel tras la muerte de su padre y decide convertirlo en una corporación criminal global. Una proveedora de experiencias psiconáuticas.

El amante de Andrea, otro policía judicial, se atraviesa tangencialmente en el camino de Lizzy. Lo matan. La gorda quiere venganza.

El enfrentamiento entre dos mujeres que de alguna manera son dos caras de una misma moneda. En medio, un genio desequilibrado tratando de hacer alquimia con las drogas.

Terminada la novela la mandé al premio Grijalbo. Fui el primer sorprendido cuando supe que ganó.

El anuncio oficial tardó varios meses, La editorial quería que el libro estuviera impreso y distribuido a la hora que se anunciara.

Durante el proceso de edición mi amiga Karen Chacek leyó el manuscrito. Me hizo una serie de observaciones valiosísimas que permitieron limarle las rebabas. Gracias, Karen.

Me involucré de metiche en el diseño de la portada.

Mi editor, Andrés Ramírez, descubre que hay otra novela llamada Hielo negro, sobre narcos mexicanos. Fue escrita por Michael Connelly en 1993. "¿Cambiamos el título?", pregunto a Andrés. Él sugiere que lo dejemos, que son muy diferentes.

Es verdad. Al leerla descubro que el otro hielo negro es una especie de crack. Muy buen libro, por cierto. Pero no tiene nada que ver con el mío.

Todo el tiempo que estuve escribiendo la novela mi título era Burning Ice. Así, en inglés, refiriéndose a un hielo que arde pero también a miradas asesinas entre mujeres. Era imposible ponerle un título en inglés, lo reservaré por si algún día se traduce (ojalá).

Finalmente descubro que el nuevo disco de AC/DC se llama Black Ice. No soy gran fan pero me gustan. Me robo el nombre.

Resulta que los títulos no se pueden reservar. Hay varias novelas con el mismo título (de golpe pienso en Recursos humanos, una del mexicano Antonio Ortuño y otra del colombiano Antonio García Ángel, totalmente distintas entre sí).

Mi amigo Paco Haghenbeck es de los primeros en leerla. La define muy bien: "una novela cyberpunk disfrazada de policiaca." Me gusta.

Lo importante para mí es que el libro está publicado. La botella ha sido lanzada al mar. Sólo queda esperar. Siguiendo la costumbre de mi amigo José Luis Trueba, lo compré en el primer lugar donde lo vi, el Péndulo de la colonia Roma, para darle suerte.

Me divertí mucho escribiéndola. Espero que los lectores se diviertan layéndola.

16 comentarios:

ARMANDO dijo...

Esa BLACK ICE de Michael Connelly es bastante buena (de las mejorcitas del Detective Bosch, de hecho, a pesar de ser de las primeras), aunque te confieso que lo primero que me llega a la cabeza cuando oigo el término de "black ice" es William Gibson.
A Patricia Cornwell nunca le agarré el gusto.
Pues nada, solo me queda comprar la novela y leerla.
De nuevo, muchas felicidades, mi hermano!

Pok dijo...

¡Felicidades, Bef! Conociendo tu trayectoria, no me queda duda que el premio está más que merecido. Mañana mismo correré por Hielo negro... y no estará de más darle una releída a Tiempo de alacranes.

Un abrazo y saludos a la familia.

Vertebreaker dijo...

Hace rato que no compro algo de Grijalbo, pero buscaré Hielo Negro, eso te lo garantizo. Una felicitación, en verdad no sabes cuánto respeto a un comiquiero que además sabe escribir, y bien. Saludos, y felicidades nuevamente.

soltero dijo...

Gran idea de Grijalbo anunciar los resultados con el libro publicado. Hoy voy a buscarla a ver si ya me la topo por ahí. ¡Qué buena onda tu premio!

P.D.- ¿Haz notado que los animales y los colores te siguen?: Gel azul, Hielo Negro; Tiempo de alacranes, Ojos de lagarto.

Erik Proaño Muciño (Frik) dijo...

Suena suculenta, habrá que comprarla ya mismo. ¡Muchas felicidades Bef!

Mudo dijo...

Felicidades Bef.

Buscaré la novela por acá.

un abrazo!

Mudo dijo...

por cierto, me gusto un chingo la portada.

Quiero un poster, con monito y dedicatoria para enmarcarlo.

Salud!

Travis M. D dijo...

ya quiero leerla este fin voy por ella

como siempre un placer leerte

JF dijo...

Estimado BeF:
Tu novela se me apareció, de pronto el lunes pasado en la Gandhi de Bellas Artes. Será la siguiente lectura en cuanto termine con Bayard o Bradbury (tres escritores con B, no está mal).
Deberé de hacerme de un "Tiempo de alacranes" pues el que leí éstá con su dueña en Barcelona.
Mil felicidades.

JF
Duque

PBetteo dijo...

Bef: Recomiendo "Tren Nocturno", de Martin Amis.

Protagoniza una agente grandota con charola llamada Mike. En primera persona, todo un policiaco. Fui tan fan de esa mujer oso y lo soy también de Mijangos. :)

Rosy F dijo...

Hola Bef
Encontre tu libro en sanborns de cuicuilco un placer leerlo. Excelente continuacion de un tiempo de alacranes =)

Guffo Caballero dijo...

Muchas felicidades, BEF.
Fui a buscarla a la Porrúa de acá de por mi casa, pero sólo tenían Espiral y Ojos de Lagarto, que ya leí. Y pues compré Espiral, jejeje.
Saludos.

MASC dijo...

Es increíble la forma en que escribes, una novela que no sueltas, lo mas increíble es poder sentir lo que lees, eso es algo que pocos libros me han hecho sentir, en verdad, gracias por la madrugada que me haz hecho pasar... Ojalá haya mas en un futuro, tienes mucha madera y de la buena... Felicidades!

Cuitzer dijo...

Hola Bef, compré Hielo Negro un poco por accidente, olvidé mi libro en turno en mi casa por lo que busqué "algo" en el aeropuerto para mi viaje, después de varias vueltas caí con Hielo Negro. La verdad es que me encantó, tenía mucho que no disfrutaba tanto un libro, es la primera vez que termino un libro el mismo día. Te felicito, estoy seguro que se volverá muy famoso porque es muy sencillo de leer, pero al mismo tiempo tiene una estructura muy interesante. Ya estoy en búsqueda del resto de tus obras. Saludos

Emmiux! dijo...

Bef me gusta mucho tu trabajo, esperó leerla pronto. Saludos.

Arturo López dijo...

Estimado BEF,
Recién terminé de leer tu novela “Hielo negro”. También, hace dos años leí “Tiempo de alacranes” y reconozco que me tardé en ubicar a Lizzy en ambas historias, quizá porque no es difícil olvidar lo que se lee aunque se disfrute, y más porque entre una y otra novela leí muchas otras novelas. Pero lo anterior no fue obstáculo para que disfrutara mucho esta nueva historia.

Lo que me decidió a leer tu nueva obra, a pesar de la desconfianza que le tengo a las novelas premiadas por las mismas editoriales, fue el haber leído hace algunas semanas la colección de cuentos “México negro y querido”. Me pareció muy bueno el cuento “Vallejo”, aunque se notaba que era parte de alguna obra más larga. Fue cuando vi “Hielo negro” como novedad editorial y supuse que de ahí venía el cuento incluído en la colección, lo que comprobé en el capítulo 20 de la novela.
Los personajes me agradaron. No eres maniqueísta. La simple condición humana. Hay muchos momentos realmente memorables, tales como el video-performance de Lizzy y el viaje alucinante y sangriento de su sicario. La historia es ágil, divertida y verosímil.
Por otro lado, hay detalles que no se ven bien: cuando Andrea y el JarCor están cenando en los chinos, te avientas una frase que se esperaría de Arjona, pero no de un escritor como tú: “una lágrima rodó por su mejilla izquierda, hacia el sur de su rostro.” Chale. A ratos parece que la información fue sacada de Wikipedia y no de una investigación documental profunda. Por cierto, en el melate nadie se gana una millonada acertando 5 de 6 números. A lo más, unos pocos miles de pesos.
Definitivamente, me gustan mucho tus novelas policíacas y si te dedicas a crear una serie sobre Andrea, desde ya tienes a un lector apuntado a leerla.
También tus monos son muy buenos. Tus ilustraciones a la historia del abogangster Bernabé Jurado incluída en “Un mexicano en cada hijo te dio” me parecieron de las mejores (y vaya que es un gran libro).
Bien. Gracias por tu tiempo y seguiré al pendiente de tus obras.
Desde Guadalajara, Jalisco., recibe un afectuoso saludo.
Arturo López Glez.
alopezg13@hotmail.com