viernes, diciembre 17, 2010

Inventario (mi año en libros)

He leido con atención varias de las entradas del blog de Hermano Cerdo donde escritores de toda Hispanoamérica comparten sus lecturas de este agonizante MMX.

La idea me gusta y me la robo, con mis mejores lecturas de este año. Puristas, abstenerse.

Primero, los 5 mejores libros que leí en español

Temporada de caza para el león negro, de Tryno Maldonado.
Novela compacta sobre un artista marginal que alcanza a lamer el éxito. Trágica, divertida, emotiva y cruda a la vez.

Ojos que no ven, corazón desierto, de Iris García Cuevas
Género policiaco. Iris es la cuentista más dura de este país. Quiero leer una novela de ella.

Tardarás un rato en morir, de Imanol Caneyada
Otra novela negra sobre un político mexicano caido en desgracia, que huye a Montreal en compañía de su asesor. Dura, despiadada y con un ritmo veriginoso.

El mecanismo del miedo, de Norma Lazo
Dejen de leer las novelas de Crepúsculo. Si alguien sabe escribir Literatura de horror (así, con mayúscula) es Norma.

Bestiaria vida, de Cecilia Eudave
Una monstruosa familia disfuncional. Literalmente.

Elemental, mi querido Chaplin, de Rafael Marín
El título lo dice todo. Brillante pastiche holmesiano de vocación posmoderna que disfrutaría más de un lector de Vila-Matas.

Y en lengua extranjera

The Graveyard Book, de Neil Gaiman
Me volví a enamorar de Gaiman con esta novela juvenil, reelaboración de The Jungle Book, de Rudyard Kipling (por favor, no se remitan a la película de Disney). Sólo que en lugar de ser un niño educado por animales en la selva, éste es adoptado por los fantasmas de un cementerio.

El andar del borracho, de Leonard Mlodinow
Ensayo de divulgación acerca de cómo el caos y el azar gobiernan nuestras vidas, y nuestra obsesión por intentar controlarlos. Un libro brillante, lástima de la torpe traducción al español,

Software, de Rudy Rucker
Hay un mundo paralelo donde Rucker, matemático de profesión y cyberpunk primigenio, es tan grande y famoso como Don DeLillo o Thomas Pynchon. Porque es igual de talentoso. Y éste libro, sobre la condición posthumana, lo demuestra. Primera parte de la tetralogía Ware, que además se puede descargar gratuitamente (en inglés) aquí. Enjoy.

The Power of the Dog, de Don Winslow
La mejor narconovela sobre México la escribió un gringo. Recomiendo leerla en inglés por todo el juego del spanglish, pero hay una traducción en Random House Mondadori. Monumental.

Historias imposibles, de Zoran Zivkovic
Un cuentista serbio que tiene deudas gigantescas tanto con Borges como con Philip K. Dick. Intertextual y lúdico, un libro de cuentos brillante.

Slam, de Lewis Shiner
Otro cyberpunk del grupo original, que no tuvo la suerte de William Gibson. En mala hora porque es brillante. Punks, patinetos, anarquistas, pirómanos y una anciana excéntrica que deja su fortuna a sus decenas de gatos. La mejor novela que leí este año. Publicada originalmente en 1990 y tristemente desdeñada por el mercado y la crítica. Una joya (y el primer capítulo se pude leer en inglés acá).

El mundo y sus demonios, de Carl Sagan
Este hombre es mi héroe. A él le debo mi vocación científica (que no seguí, pero esa es otra historia). En éste, su último libro, se lamenta del avance del pensamiento mágico y la superstición en detrimento del pensamiento racional. Escrito hace 15 años, es rabiosamente vigente. Buena traducción de Planeta.

4 comentarios:

Gramaticamente incorrecto dijo...

Mala pata, no tienen todas tus recomendaciones en Ghandi.com.mx asi que me voy a quedar con las ganas de varios

Bef dijo...

Intenta en las librerías del FCE o en Educal.

Rafael Tiburcio García dijo...

Hola, te recomiendo Señales que precederán al fin del mundo, de Yuri Herrera, en editorial Periférica (hay una edición barata del fondo Tierra adentro, pero es más difícil de conseguir en Educal). Saludos.

Fraga dijo...

Voy a buscar el de Sagan. La verdad, me revienta cómo en pleno siglo 21 aún se cree en la magia de la fe y la religiones!!!