viernes, mayo 28, 2010

Las cinco reglas de Heinlein (y el anexo de Sawyer)

A Cecilia Eudave

Robert J. Sawyer, exitoso escritor canadiense de ciencia ficción, creador de la novela en la que se basó la serie FlashForward, tiene en su página un apartado sobre consejos sobre cómo escribir.

En uno de esos artículos, Sawyer suscribe las 5 reglas de oro para escribir de Robert Heinlien, legendario autor de la era dorada de la ciencia ficción, considerado el siguiente en la lista de los mejores autores del género después (o a la par) de Isaac Asimov y Arthur C. Clarke.

Sawyer acota las cinco reglas de Heinlein y propone una sexta. Vale la pena echarles un ojo, aunque no seas específicamente un autor de ciencia ficción. Con que quieras ser escritor habrán de servirte.

Ojo: no soy un entusiasta ni de Asimov ni de Clarke, que siempre me parecieron escritores muy raboncitos, y lo poco que leí de Heinlein (Tropas del espacio, Extranjero en tierra extraña) siempre me dejó frío. Pero las reglas son buenísimas y hoy se las quiero compartir.

El artículo original, en inglés, se puede leer aquí. A continuación, un resumen.

Regla 1. Escribe

Suena absurdo, pero es lo último que la mayoría de los aspirantes a escritores están dispuestos a hacer. Dice Sawyer que no importa cuántos cursos y talleres tomes, la única manera de convertirte en un escritor es escribiendo. De cien aspirantes, apenas la mitad tendrán la entereza de sentarse a hacerlo.

Regla 2. Termina lo que empieces

No se puede aprender a escribir sin haber escrito una historia de principio a fin. Y sólo hasta entonces, teniendo una unidad será muy fácil ver qué partes funcionan y cuáles no. De los cincuenta aspirantes a escritores del principio, veinticinco son incapaces de ternimar nada.

Regla 3. No te claves en la correción

"Las obras se abandonan, no se terminan", cita Sawyer. Hay que saber en qué momento dejar la obra pues se corre el riesgo de corregir y reescribir inteminablemente. "Aunque muchos principiantes no lo crean, un (buen) editor sabrá decirles qué corregir", apunta Sawyer. "Cualquiera termina una novela", me dijo alguna vez Juan Hernández Luna, "pero no cualquiera la corrige." De los veinticinco aspirantes que quedaban, doce son incapaces de terminar sus correcciones.

Regla 4. Debes colocar tu obra en el mercado
Puedes vivir en la fantasía de que eres un escritor profesional, dice nuestro autor, pero no será realidad hasta que no haya alguien dispuesto a pagarte dinero por lo que escribes. A diferencia del mercado anglosajón, donde aún persiste un modesto circuito de revistas que compran cuentos, en nuestro medio es necesario presentar a dictaminación tu novela o mandarla a concursos. Esto último fue lo que me abrió las puertas del mundo editorial, con Tiempo de alacranes. En cualquiera de los dos casos, hay que colocar el trabajo ahí donde pueda ser publicada y producir dinero. Seis de los doce aspirantes a escritores que restaban serán incapaces de encontrar salida para su novela.

Regla 5. Debes mantener tu trabajo en el mercado hasta que se venda

¿Fuiste rechazado de una editorial? Mándalo a otra. ¿No te mencionaron en aquel concurso? Manda tu novela a otro. Y a otro. Y a otro. Hasta que encuentre su casa editorial. No te desanimes, habrás de enfrentarte muchas veces con el rechazo. Insiste. Yo mismo tardé casi ocho años desde que terminé de escribir Gel Azul hasta que se publicó en México. Me la rechazaron de dos editoriales y perdió cuatro concursos hasta que halló su camino (e incluso ganó un premio Ignotus). Algo similar le pasó a Ladrón de sueños. De los seis escritores que nos quedaban, tres tirarán la toalla desanimados por los rechazos.

Regla 6. Empieza a trabajar en tu nuevo proyecto

De inmediato. Esta es la regla que añade Robert J. Sawyer. No esperes a que se publique tu obra anterior. Sólo así podrás tener un cuerpo significativo de trabajo como para considerarte un escritor profesional. Y si te bloqueas a la mitad, empieza algo nuevo, siempre que te remitas a la regla número 2. De los tres escritores que nos quedaban, sólo uno tendrá la entereza para seguir escribiendo.

Así, de cien aspirantes que teníamos al principio, apenas uno o dos serán capaces de seguir estas reglas. Pregunta Sawyer, "¿Serás tú uno de ellos? Espero que sí, pues de seguirlas, con una pizca de talento, vas a hacerla."

Espero que les sirvan. A mí me han ayudado mucho.

10 comentarios:

ÚXKR dijo...

Como he dicho siempre, hay que tener una guia (para todo).

Muy buenos consejos.

Saludos

Cecilia Eudave dijo...

Querido Incendiario,
Lo que hablamos el sábado pasado ahora queda más claro que nunca eh?? Sigamos pues con las reglas y lo demás es lo demás, un abrazo fuerte y seguimos en contacto. Gracias por dedicarme la entrada...

Asilo Arkham dijo...

Bef, me dejaste pensando. Tengo una noveleta y una obra de teatro que dejé inconclusas, con la intención de dejarlas así. Las terminaré, a lo mejor quedan bien.

M. B. dijo...

"Una pizca de talento", buenísimo. (Disciplina, muchachos, disciplina)

Bef dijo...

ÚXKR: Pues espero que estos consejos te sirvan. Yo los descubrí hace años y me han sido muy útiles. Hoy que vuelvo a comprobar su eficiencia, los quiero compartir.

Cecilia: Un placer. Creo que las sigues hace años sin saberlo.

Asilo: Ojalá al terminarlas tomen la forma que buscabas. Suerte.

M.B.: No hace falta más que una pizca. ¿Cuánta gente talentosísima conoces que nunca llega a ningún lado? Efectivamente, lo que falta es disciplina.

Axel dijo...

¡Muy buenas! Y ciertamente aplican a historietistas descarriados también.

(Y no conoces a Heinlein si no has leído la de El Número de la Bestia... sus otras obras lo dejan a uno frío, pero ésa lo tiene a uno mentando madres todo el tiempo...)

Javier Caravantes dijo...

Las últimas dos entradas son geniales. Ya las imprimí y las colgué enfrente de mi escritorio. Que buen blog. Saludos

Luis Chora dijo...

Quizá un poco fuera de contexto pero, ¿tienes twitter?
Saludos.

Fraga dijo...

Muy buenos consejos!!!

hora de compilar mis monos!!!

: )

Nachomán! dijo...

Saludos Bef, genial el artículo, tengo problemas con un par de puntos, pero ya los ando sacando, de hecho, ya tengo una editorial que ya me aceptó publicar mi primer novela, así que a seguir dándole, porque así es esto de fascinante... Ya te pondré altanto.
Saludos:
El Nachomán!