martes, enero 16, 2007



La biblia del ateo

ATENCIÓN: Lo que sigue es la opinión personal del autor de este blog respecto a las religiones organizadas y su posición frente a la presunta existencia de dios. Si consideras que puede resultarte ofensiva, no leas esta entrada y evítate disgustos. De nada.

"No puedes mezclar ciencia y religión porque acabas ateo", me djo Daniel Lerdo, mi profesor de matemáticas de la secundaria. En realidad, creo que la religión y sus fundamentos no soportan el análisis riguroso del pensamiento científico.

Por esas mismas fechas, 1984, me negué a volver a entrar a una iglesia. No he vuelto desde entonces. He enfrentado momentos de gran angustia, como todo mundo, pero ya no pude desandar el camino. Sabía de alguna manera sobre la inutilidad de elevar una plegaria al vacío.

Soy un ateo orgulloso.

En noviembre pasado, regresando de Europa a México, Rebeca y yo hicimos una escala de varias horas en el aeropuerto de Heathrow. Ahora que todos los aeropuertos del mundo se han convertido en malls, al menos ofrecen la ventaja de tener librerías (y en algunas salas, qué maravilla, máquinas expendedoras de libros).

En nuestra espera dimos un repasón a los estantes de novedades, del cual Rebeca extrajo el último libro de la serie de Lemony Snickett, de la que es fan, y yo, Cell, la penúltima novela de Stephen King (que aún no leo) y The God Delusion, de Richard Dawkins.

Es difícil resumir en pocas líneas quién es Richard Dawkins y qué ha hecho en esta vida. Biólogo evolucionista por Oxford, continuador de la obra de Darwin, es uno de los intelectuales Europeos más respetados.

Dawkins es un activo divulgador de la ciencia y creador de la teoría del gen egoísta y del término meme, que se refiere al equivalente cultural de los genes (es decir, la manera en que las ideas se reproducen a la manera de genes, muy en la línea del concepto del lenguaje como un virus de William Burroughs).

Altamente respetado en el mundo académico, mr. Dawkins ha publicado una docena de libros que básicamente han profundizado en la teoría de la evolución de Darwin, con la intención de popularizarla entre el gran público.

Ahora Dawkins vuelve con un libro maravilloso y conmovedor. The God Delusion pretende, en palabras del autor, lograr que quien tenga dudas acerca de la existencia de dios las disipe y aquél creyente que lo lea se vuelva escéptico al terminar el libro.

Dawkins hace una defensa cienfífica del ateísmo. Expone algunas de las demostraciones teológicas de la existencia de dios (como la de Santo Tomás de Aquino) al rigor de un análisis científico e invariablamente llega a la misma conclusión: la complejidad de este universo es producto de millones de años de evolución, un esquema complejo en el que no hay cabida para un ser sobrenatural, creador de todas las cosas y celoso observador/protector de la humanidad.

Con gran honestidad y valentía, Dawkins defiende la posición del escéptico, sabedor del gran prejuicio general que pende sobre quienes declaran públicamente no creer en dios, rebate el prejuicio de que una persona no religiosa es amoral e incluso aporta evidencia estadísitica sobre la inexistencia de los milagros y la supuesta efectividad de la oración.

Criticado por la virulencia con que deja caer sus ataques sobre las más importantes religiones organizadas (cristianismo, judaísmo e islamismo), Dawkins no resiste la tentación de vertir no poco vitriolo sobre las creencias de los religiosos fundamentalistas. Cuestiona las grandes inconsistencias de la Biblia (aunque reconoce su importancia cultural) y pone en tela de juicio la pertinencia de imponer un libro, producto de su contexto histórico, como referente moral universal.

Al mismo tiempo, Dawkins hace una defensa del conocimiento científico, que básicamente se refiere al saber las cosas por sus causas naturales a través del análisis racional (¿hay de otro?), posición encontrada inevitablemente ante la imposición de dogmas religiosos incustionables.

Como bien puntualiza el autor, las religiones organizadas y quienes la profesan sienten la obligación de convencer a los no creyentes de la existencia de dios, mientras que los escépticos suelen ser bastante más respetuoso. Al respecto, Dawkins cuestiona el respeto casi reverencial que se da a las creencias religiosas ajenas (es decir, critica los excesos de la corrección política y sus absurdos). Devastador, dice: "estoy obligado a respetar las creencias religiosas de mi vecino en la misma medida en que respeto su creencia de que su esposa es hermosa y sus hijos, inteligentes."

Si bien hay momentos en que don Richard es excesivamente radical incluso para ateos como yo, The God Delusion, cuya traducción más cercana sería para mí El engaño de dios, es un libro bienvenido en un escenario mundial donde las creencias religiosas han jugado un creciente papel en la toma de decisiones político-económicas (saludos a George Bush).

Quizá por ello, es tan conmovedora la campaña de publicidad que se le ha hecho al libro en Estados Unidos, donde se ve una foto de las torres gemelas de Nueva York con la frase "Imagine no religion" ("Imagina que no hay religión"), de John Lennon.

Un libro conmovedor, divertido y sumamente inteligente, recomendable tanto para escépticos como creyentes. Una biblia para los ateos.

Y una gran lectura para iniciar el año.

Amén.

(Al parecer pronto habrá una edición en español, pues sé de buena fuente que los derechos de traducción fueron comprados por una editorial española. Ojalá tenga una buena traducción.)

31 comentarios:

Rubén dijo...

Pero es más fácil echarle la culpa al Geist que usar un análisis racional.

Yo soy gente sencilla.

Lonjho dijo...

¡Alabado sea Alá!

Puedes ver un documental sobre el tema aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=v3p51MBKMLk

Y de ahí, te enlazas a los otros capítulos para verlo completo.

Luis Sopelana dijo...

Curiosamente coincido con muchos de los puntos que mencionas. Soy agnóstico, y considero que "Dios" es precísamente ese esquema complejo y ese conjunto de reglas que sobrellevan al universo.

Chida recomendación, lo cazaré cuando salga en español.

María dijo...

desconfío de las traducciones... bu, mejor en inglés...
beso, ¿y el cine?

Mr. gonX dijo...

Yo también desconfío de las traducciones pero, para un monóglota como yo, son la única tabla de salvación ante la cascada de libros en idiomas extranjeros tan buenos.

... de la nada ... dijo...

.. Buen post .. sabes? yo como a los quince anios (ahora tengo 25) me encontre con un fascinante libro que habla del mismo tema pero desde un angulo muy diferente .. el libro es en mi biblioteca personal un "clasico" y aunque paresca broma lo recomiendo ampliamente .. se llama "el manual del perfecto ateo" de "Rius" toca temas interesantes pero lo mejor es que te deja (a los quince anios) con un sabor de boca de buscar, indagar e investigar un poco mas y mas en algunos temas, gracias a el profundice en el estudio de los manuscritos de Kumran y termine por conseguir "el desafio cristiano" del ex jesuita Hans Kung que termino por volverme completamente ateo, sabes? seria interesante hablar de como las sociedades modernas se adaptan a nuevas creencias por demas locochonas como es el caso de la secta raeliana (basada en el judeo-cristianismo)que al mismo tiempo fue fuente de inspiracion para la secta a la que pertenecio Daniel 1 en "la posibilidad de una isla" de Houllebeq... te leo al rato buena vida

... de la nada ... dijo...

por cierto mensaje editado sin acentos y sin los puntitos arriba de la "u" de Kung, maldito teclado gabacho

Luis Martínez Álvarez dijo...

Muy interesante dato, gracias por la recomendación, me encantó lo de respetar las creencias de su vecino, un tanto hilarante pero con gran verdad. Es difícil lograr un estado de tolerancia generalizado, pero sin conocimiento menos podremos alcanzarla. Saludos.

Daniel Herrera dijo...

Mi buen Bef

Saludos de un ateo a otro. Mi orgullo no es nada más ser ateo, sino también no esta bautizado. Sobre este tema en la última Replicante viene un ensayo muy interesante: el bautizo como un arma de poder de Roma.

Como vivo en Torreón ese tipo de libros son inalcanzables, tanto por precio como por la dificultad de hallarlo. Esperaré cazarlo en su traducción y dentro de varios años.

Mi posición es un poquito más radical. Cada vez que puedo me burlo de las religiones en especial de las tres principales. Estoy hasta la madre de que a los ateos se nos vea como unos inmorales, amargados e hijos de la chingada. Como normalmente no recibo respeto de parte de los creyentes, he decidido que cuando alguien toca el tema y encima insista en convertirme, comienzo a hechar pus sarcastica sobre eso que llaman religión.

Te mando un abrazo fuerte
Daniel Herrera

Miguel Cane dijo...

¡AY!
¡YA ME PROVCASTES UN DISGUSTO!

¡AY AY!
¡AY AY AY!

(je, je, je)

¿Cómo andas, carnal?

Me voy en Mayo... me voy, me voy me voy me...

Real de lo virtual dijo...

Yo creo en Dios por incercia, de la iglesia me he sacudido gracias a las muestras de enorme humanismo de tipos como Norberto y Onesimo se empeda.

Y también como dijeron arriba, creo en Dios como la energia que controla y mantiene el equilibrio el universo. (aunque para eso también están los héroes de Marvel)

Las oraciones pueden convertirse en una fuerza de afirmación para lograr ciertos objetivo y mantener una mente postiva.


En ratos de ocio he pensado en crear la iglesia de los agnósticos de los últimos días y ahora con tu post; la iglesia de los ateos de la compu perpetua y el blog encarnado.


Un abrazo mi mái.

pd hoy tengo una hueva enorme y escribi sin todos los acentos requeridos y sin verificar cómo se escribe zuquero. Pero tenía muchas ganas de pasar a saludar.

Edgar Clement dijo...

¡Ateos del mundo, unios!

:P

Yo digo que soy ateo, y antes de que me linchen les digo: eso no quiere decir que Dios no exista. Todos se calman y seguimos chupando tranquilos. A la mayoría de la gente le vale madre si crees o no en Dios, lo que no quieren es que les digas que su Dios vale un cacahuate. Me recuerda los comics de Conan.

Si pensamos seriamente en los conceptos "eterno" e "infinito" y encima le agregamos las teorías de las dimensiones múltiples, nos daremos cuenta fácilmente que demostrar o refutar la existencia de Dios, que en teoría es el "todo" pero además consciente, es prácticamente imposible. ¿Cómo demostrar la consciencia de algo que nos rebasa absolutamente?

Creer o no creer, son ambos actos de fé... creo.

yolanda jimenez dijo...

Yo creo en Dios. Creo en ti. Creo en mi.
Más detesto ir a las ceremonias religiosas. Definitivamente Yo y Dios, no necesito intermediarios, ni hipocrecías o ni máscaras.

Mis amigos son de distintas religiones, distintos creos y no se diga los Ateos gracias a Dios, pocos los que en verdad han decidido seguir sus vidas según sus preceptos personales. Eso si, cada que alguno de ellos toma la palabra en cuestion de religión y Dios -léase también politica- los escucho con calma (odio hacer vilis gratis), los dejo hablar, e igual que como empezaron terminan, sin que el mundo haya cambiado mucho. De ves en cuando, hay datos nuevos. Siempre los dejo con tarea de mi parte, justo cuando alguno de los dos está por irse les digo: Y de tanto conocimiento que hablas, aqui te dejo "La verdad los hará libres", pero ¿de cuál verdad habla esta frase? Cuando encuentres la tuya, me la cuentas, ¿si?" Vaya que se les abre la pupila.

Mi verdad: Yo soy quien decide el camino por andar. Soy responsable de mis actos y mis acciones hablarán más por mi que lo que salga de mi boca.
Yo, única.

un beso bef.
tuya, Yola.

GEMÓ! dijo...

Un abrazo mi estimado BEF. Este viene muy al caso ahora que estoy por terminar el ultimo numero de "Replicante", cuyo tema es justamente el de las religiones. He quedado prendado del tema desde que inicie la revista, creo que es un buen momento para darle revisada a esta referencia... la comprare en inlges a ver como me va.... un abrazo desde la congelada frontera.

Luis Panini dijo...

Hola, Bef.

¡Larga vida para Dawkins!

Tengo en mi biblioteca personal docenas de libros sobre ateísmo.
Si te interesa leer algunos más te recomiendo:
. Letter to a Christian Nation, de Sam Harris.
. Why I am Not a Christian, de Bertrand Russell.
. The Antichrist, de Friedrich Nietzsche (un tanto obsoleto, pero me parece una crítica devastadora).

En cuanto a las traducciones se refiere... Me fascina la literatura española, pero siempre trato de evitar sus traducciones.

Por cierto, no creo que el burlarse de las religiones le puede conceder a uno un estatus de "ateo radical". En lo personal, detesto cualquier sistema religioso, pero creo que es importante mantener siempre el respeto. Después de todo, los ateos somos, quizá, los seres más estables y pacifistas. Siempre he creído que existen dos tipos de ateos: 1)Aquéllos que verdaderamente poseen la certeza, no sólo sobre la inexistencia de dios, sino tambien sobre su imposibilidad. Y 2) Los que quieren ser controversiales que, por cierto, son los que terminan arrepintiéndose, invariablemente, en sus lechos de muerte.

Saludos, y que más gente como tú siga divulgando el conocimiento.

Rvdo. P. Belazhar Montoya. dijo...

Maldito ateo infeliz remedo de Buda de petatiux insoportable y mamerto!!!!
Nos vemos en el infierno desgraciado!!!!!!!

drneon dijo...

Gran Post Master bef!

Aunque no es lo mismo, la discusión de este libro me recordó el libro de Douglas Coupland "Life After God", en donde se explora la reacción del factor humano ante la falta de respuestas divinas.

Un abrazo y toda la admiración y parabienes de rigor (como dice mi maestro Chimal)

Portero dijo...

Para una persona Creyente, nada más saludable que cuestionarse su propia fe, muchos lo ven como una herejía (ofresco disculpas por las faltas de "orografía") pero el mismo Jesus lo dice: 'La verdad los hará libres', sobre todo a los 'líderes' tanto politicos como religiosos les conviene la 'fe ciega', pero si la gente se cuestionara su fe, de entrada creo que serían mas libres en todo aspecto y se forjarían una buena opinión personal, también creo que no es necesario profesar una fe para ser 'buena persona', algo poco comprensible para los 'ultas'.

un abrazo Bef.

Real de lo virtual dijo...

La intolerancia cobarde vino a graznar

Portero dijo...

PD: También entiendo a los que han comentado un rechazo a la iglesia, esta manipulada por gente que antepone sus intereses, el clero ha canjeado posicion politica por dinero (impuestos) y ser tambien herramienta de manipulacion ideologica politica valga la expresion, o si no por que cada lunes en los noticiarios siempre sacan a norberto rivera hablando de politica, detesto a ese cabron.

Rictus dijo...

Felicidades por los 401. Dios existe, para los que creemos en él.

Daniel Herrera dijo...

Por cierto, creo que nada es sagrado y que cualquier religión, sistema político, dios, caudillo, mesias o cualquier símbolo de poder ideológico es burlable. Creo que es tiempo de evitar lo politicamente correcto y comenzar a criticar inteligentemente. Hacer esto no me convierte en un ateo radical, simplemente en un crítico de la sociedad actual.

Otro abrazo al BEF y a ver si escribes sobre tanto comentario que ha causado tu post.

Äriastóteles Platónico dijo...

Gracias por el datoooooo.
Saludos cordiales

La Vampi dijo...

Yo sólo sé que no sé nada.

Soy neopagana.

La neta la neta nomás es para anunciarte que ya tengo bloguito también Befito así que ya me puedes visitar a leer las tarugadas que hacemos tus alumnos cuando tenemos tiempo libre (nomás pa que vean lo peligroso que es el tiempo libre).

Atte.

Yo mera

Anónimo dijo...

Querido colega,
ya conocía la teoría de Dawkins sobre los "meme",y me parece muy interesante, pero sus pensamientos pertenecen al ámbito de la ciencia positiva unida a un pensamiento filosófico no muy desarrollado. Yo, de manera semijocosa semiseria, estoy desarrollando un blog sobre el agnosticismo llamado "labibliadelosagnosticos.blogspot.com" en la que pretendo dar una visión del mundo completamente explicada desde una perspectiva no religiosa y donde quepan las más variadas explicaciones racionales sobre los grandes temas que ocupan al ser humano desde siempre. Por supuesto, desde una perspectiva puramente filosófica, no confesional, agnóstica y puramente racional. Espero vuestros comentarios.

Ben dijo...

Es interesante encontrar una opinión sobre este magnífico libro (a mi parecer) en un blog en español. Encontré este blog navegando desde la página de Miguel.
Yo leí el libro hace un par de semanas y me hizo cambiar algunas de las actitudes que he tenido hacía la religión durante varios años. Es por eso que decidí lanzar una guerra intelectual contra la religión. Mis razones y puntos de vista son muy largos para incluirlos aquí. Pero si alguien está interesado, aunque sea remotamnete, pueden encontrar más sobre el tema en mi blog http://arimou0.livejournal.com

Saludos a todos desde Ohio

Ben

Bef dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios. Aprecio que ante un tema tan espinoso, haya habido una participación respetuosa y entusiasta (con una vergonzosa excepción, desde luego anónima y cobarde).

Rubén: Yo también prefiero saber que creer. Un saludo.

Lonjho:Muchas gracias por el link. No tiene despedicio.

Sope: Espero que haya una traducción pronto. Vale la pena.

María: Entonces a leerlo en inglés. Dawkins tiene una prosa magnífica.

Mr. Gonx: Es una pena. Yo, que no hablo francés, lamento también todo lo que me pierdo en ese idioma.

...de la nada: Claro, ese libro de Rius es muy bueno. un clásico ateo.'

Luis: estoy por la tolerancia, mismo derecho a creer que a no creer.

Daniel: Debo reconocer que los ateos suelen tener mejor sentido del humor. Son más corrosivos.

Miguel Cane: Qué gusto verte por acá. Un abrazo.

Real: Mi mái, si fundas una religión, la que sea, yo la practico.

Yolanda: Creo que es imortante escuchar con respeto, como haces tú. Bien. Aunque las argumentaciones sean flojas.

Gemó: Un abrazo para ti y Susy. Ojalá nos veamos pronto.

Luis Panini: Dawkins refiere algunos de esos títulos en su texto. Le traigo ganas a la carta para la nación cristiana. Un saludo.

Bef dijo...

Doc: Claro, "La vida después de dios" probablemente sea el mejor libro que le he leído a Coupland. Un saludo.

Portero: Un saludote, tocayo. Estoy totalmente de acuerdo.

Rictus: Respeto totalmente tus creencias. Un abrazo, carnal.

Daniel: En verdad, me emociona tanto comentario. Un saludo y gracias por volver a postear.

Äriastóteles: De nada. :)

La Vampi: Neopagana. Suena bien. Un beso.

Colega: Prometo darme una vuelta a tu blog. Suena bien.

Ben: Saludos hasta Ohio y gracias.

Real: Muchas gracias, mi mái, no es para tanto...

Real de lo virtual dijo...

No mames, ese real no era yo, era un farsante.

El real real tiene un robot

[ Erich M.] dijo...

Hola, recomendé tu reseña del libro en mi blog y complementé la información con una entrevista con el autor. Saludos.

Anónimo dijo...

ya recorri el ateismo, esta con madre. solo que me encontre solo y cedi a la proteccion divina y tambien funciono. ser esclavo de la razon o de la fe, es opcion de cada quien. felicidades por tu blog. ahi vas.