viernes, agosto 28, 2009

Elogio de la caricatura (1)


1
Crecí en una familia de periodistas. Cuando me veían dibujar monitos, lo lógico era pensar en que el niño podría ser algún día caricaturista de periódico. A mí me gustaba la idea, la prefería a ser pintor o arquitecto.


2
Varias veces mi abuelo o mi tía Bertha me llevaron a conocer moneros. Mi abuelo, que siempre firmó sus crónicas como Macharnudo, trabajaba en el Sol de México. Ahí había un ilustrador que lo mismo hacía tira cómica que cartón político que ilustración, que era lo que realmente le salía bien. Se apellidaba Padilla, pero no puedo recordar su nombre. Dibujaba una tira dominical llamada Tipoloco. Yo tenía 12 años y nunca más volví a saber de él.


3
A Padilla le debo el haber aprendido que los cómics se dibujan con pincel y tinta china, no con pluma Bic.


4
Mi abuelo llegó tan lejos como para hacerme una cita con el gerente del periódico y pedirle chamba de caricaturista. Tuve la cita y afortunadamente no me dieron el trabajo.


5
Poco tiempo después mi tía Bertha, otra periodista, hizo una serie de entrevistas con los caricaturistas del Univlersal, que era donde ella trabajaba (éste sí, un periódico serio). Me llevó a dos de ellas.


6
Conocer a Helio Flores cambió mi vida. Nos recibió en su casa toda una mañana de sábado y generosamente platicó conmigo, un niño, durante horas. Me contó del oficio, me habñó del compromiso político, de las herramientas de trabajo, del papel y hasta me regaló algunos libros. Salí de su casa de Xochimilco enamorado de la caricatura.


7
Poco después, Bertha me llevó con ella cuando entrevistó a Efrén Maldonado. Su hija, Penélope, habría de ser, años más tarde, mi compañera de carrera y amiga muy querida.


8
Macharnudo era muy amigo de Abel QUezada, mi héroe máximo de la caricatura mexicana. Siempre me decía que fuéramos a conocerlo. Por alguna razón jamás lo hicimos. Quezada murió en 1991, me parece. Nunca lo conocí.


9
Cuando iba en la prepa El Fisgón daba un taller de humor gráfico en la librería EL Juglar. Allá fui a dar. Era un curso divertidísimo (y yo un escuincle insoportable). Volví a enamorarme del oficio.


10
En esos mismo años se me cruzaron en el camino Alan Moore y Frank Miller. Irremediablemente me enamoré de los cómics. Mi suerte estaba echada. No quise saber más de caricaturas de periódico. Aún no sé si tomé la decisión correcta.


11
Rius y El Fisgón dieron un taller de cómic en un encuentro de escuelas de diseño gráfico en 1992. Yo ye estudiaba en la Ibero. La escuela de diseño gráfico puede ser el peor lugar para aquel que quiera ser caricaturista o comiquero. Aún recuerdo que cuando algún dibujo quedaba mal, los profesores --punta de imbéciles-- decían que parecía caricatura, en el tono más peyorativo.


13
Cuando salía de la carrera tenía que entrevistar a un diseñador gráfico exitoso. Seleccioné desde luego a Helio Flores, que había estudiado diseño nada menos que en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, con Milton Glaser. De nuevo, me regaló generoso toda una tarde, contestó amablemente mis preguntas y me ayudó a sacarme uno de los pocos dieces que tuve en la carrera (fui un pésimo alumno). Tengo una doble deuda impagable con él.


14
Recién egresado de la carrera y desempleado, llegó una llamada de teléfono a mi casa. "¿Te gustaría trabajar en el Chahuistle?", que era la revista que hacían Rius, Helguera, Patricio y El Fisgón. Sonaba lindo, pero fue un triste episodio, del que hablaré en la siguiente entrega...

6 comentarios:

Fraga dijo...

que sabroso e interesante nos cuentas esto, mi querido BEF!
rayos!!!!
que afortunado por conocer y platicar con el gran Helio!

enhorabuena por la semilla que sembró tu abuelo!!!!

y maestro, ademas de excelente dibujante de comics, eres un escritorzazo en toda la extension de la palabra. Estoy saboreando tu "Gel Azul" como no tienes idea, tienes una fluidez que atrapa!!!!

: )

El Pipiripau (ikoon) dijo...

Gracias por compartir con nosotros...

Más anécdotas para tu biografía "no autorizada" que estoy redactando... jajaja

Saludos! Te mando un abrazo!!!

PBetteo dijo...

Magnifique!

La memoria... tan bellamente selectiva. Además de regalarnos episodios y personas clave que marcaron el destino.

Todos los colegas podemos escribir uno!

Santiago dijo...

Hago eco a los demás comentarios aquí escritos Bef. Y gracias por compartir con nosotros los pasos que caminaste para llegar a ser quien eres.

Un abrazo desde SF

Daniel Herrera dijo...

Bef:

Eres un afortunado, sabías lo que querías desde niño, yo lo supe hasta hace poco.

Un abrazo fuerte.

Erik Proaño Muciño (Frik) dijo...

Vidas paralelas, mi estimado Bef, es lo que se me ocurre decir ahora mismo, algo por el estilo me pasó a mi en términos de influencias y trayectos... te mando un abrazo.