lunes, noviembre 27, 2006

Dos caras de una misma moneda

Dos famosos mexicanos murieron recientemente. Llevaron vidas paralelas, aunque probablemente el más famoso de los dos ni siquiera escuchó hablar del otro...

Jesús Blancornelas fue un periodista enfrentado a la mafia del narcotráfico y la corrupción gubernamental en Tijuana.

Durante cincuenta años circuló por la redacción de varios periódicos, no todos ellos dispuestos a tener entre su equipo una pluma tan incendiaria. La suya fue una vida digna de novela de Luis Spota.

Siempre es difícil hablar de periodismo "limpio". La cercanía con el poder, lo hemos atestiguado, es como el canto de las sirenas. Muy pocos lo resisten.

Lo cierto es que sufrió constantes amenazas y represiones. Incluso un atentado, hace casi diez años, del que no pudo reponerse del todo.

Desde el semanario Zeta, fundado en 1980, junto a Héctor "El Gato" Félix, Blancornelas arriesgó constantemente el pellejo. El propio Gato Félix fue asesinado por un guarura del señor Jorge Hank Rohn (ahora presidente municipal de Tijuas) y el editor del semanario, Francisco Javier Ortiz Franco fue muerto a tiros en 2004 frente a sus dos hijos pequeños.

Desde el atentado, Blancornelas vivió una vida de semi reclusión, escoltado por ocho elementos del ejército asignados para su protección por el presidente Ernesto Zedillo.

Dejó de aparecer en público, de ir al cine. Hombre muy creyente (algún defecto debía tener), le eran oficiadas misas privadas en su casa.

Viviendo como Salman Rushdie, pues.

Sus artículos parecían escritos con una navaja, siempre agudo, simpre conciso.

No se lo llevaron las balas, dicen con orgullo sus colaboradores. Una pleuresía, lesión pulmonar crónica que le acompañó durante muchos años, acabó con su vida el pasado jueves 23 de noviembre.

En tiempos tan escasos de héroes como éstos, quiero pensar que nos hacen falta más periodistas valientes como Jesús Blancornelas, quien tuvo la valentía para siempre vivir en el filo de la navaja.

(Sólo espero que no haya tenido una doble vida, que por la espalda haya sido un mafioso como se dice que era Manuel Buendía, quien de acuerdo a las malas lenguas, cobraba más por lo que no publicaba que por lo que publicaba. En fin, descanse en paz...)

Raúl Velasco, por el otro lado, fue justo todo lo contrario. "Periodista" (de los que escriben cajón con gé, diría mi abuelo) de espectáculos devenido en conductor televisivo de lo que sin duda ha sido uno de los grandes instrumentos de control mediáticos de masas en nuestro país.

Durante casi 30 años, Velasco dirigió el programa de espectáculos "Siempre en domingo", que durante toda la tarde de ese día ofrendaba a los espectadores entretenimiento musical y variedades de pobrísimo contenido y cuestionable calidad.

Ahora que está muerto, los periodistas de la fuente lo han ensalzado como un comunicador visionario, pionero de la televisión mexicana. Me parece que en realidad se trataba de un sujeto antipático, que evidenciaba un pobrísimo vocabulario y además promovía intépretes musicales y cómicos de notable mediocridad que, a fuerza de ser expuestos en los medios, acabaron posicionándose en el gusto de lo que el propio Velasco llamaba (¿con ironía?) la gran familia mexicana.

Y si hemos de juzgarle por su gusto musical, la historia difícilmente lo absolverá. Véase una lista parcial de los "valores artísticos" promovidos en su show: Timbiriche, Luis Miguel, Julio Iglesias, Daniela Romo, Vicente Fernández, Lupita D'Alessio, Emmanuel, Yuri y demás distinguida fauna mediática.

Mi antipatía por la televisión se debe en gran medida a este sujeto, quien además enarbolaba los valores más reaccionarios (le recuerdo, por ejemplo, promoviendo el culto guadalupano o ensalzando a algún corrupto gobernador de Guerrero por los logros de su administración). Se dice era su decisión quien "la hacía" y quien no.

Lo peor del asunto es que su salida de los medios no marcó ningún cambio en los contenidos de éstos. Al contrario, nuestra televisión de espectáculos para las grandes masas ha ido empeorando.

Este hombre, muerto a los 73 años, fue un esbirro lela del sistema, de esta tibia dictadura que padecimos durante setenta años y que aún ahora no logramos sacudirnos. Fue uno de los muchísimos responsables de mantenernos estupidizados frente a la caja idiota.

No me alegra la muerte de nadie, pero como dijo Rogelio Villarreal de Octavio Paz, no lamento su pérdida...

19 comentarios:

Sandra Becerril dijo...

Sí bueno... a algunos les llega más a otros menos no????

Saludos!

yolanda jimenez dijo...

uno de mis grandes sueños ya no lo lograré, conocer a blancornelas. Fue director del periódico donde trabajo, y por mucho uno de los personajes a quienes me hubiera gustado ver en persona.
Y hasta suerte tuviste, nadie al parecer te torturó con música de valentín elizalde (mira que en el calabozo nomás faltó que pusieran el moño negro en la puerta) :-s

Anónimo dijo...

Bueno, mis peores recuerdos de la televisión mexicana los acaparan "El chavo" (luego de haber visto toda la serie unas diez veces), "Siempre en domingo", "Dragon Ball GT" y cualquiera de los noticieros locales de Monterrey, en cualquier época de la que tenga memoria. No, no es cierto. En los últimos cinco años han terminado de hundirse.

Supe lo de Blancornelas. Es cierto, era uno de los periodistas más serios y chidos de esta república bananera. No es justo que gente de su calibre tenga que vivir esa vida semi-monjil de la gente que por decir la verdad no peca pero incomoda a chingos de tarados. No me parece nada lamentable que Velazco haya salido definitivamente de la televisión mexicana. Su paso por ella fue nefasto e indeleble. Ni modo. Saludos.

Anónimo dijo...

Bef tengo rato leyendo tu blog, y los post antipaticos me dan un poco de hueva, hubieras hablado solo de Blancornelas y ya, pero bueno, estaría bien que postearas un escrito de alguien que admires que aún no haya muerto. Saludos!

Paul Medrano dijo...

Da igual que el Raúl Delasco haya muerto, de cualquier modo el daño lo hizo y ahora, su "enseñanzas" siguen educando a "la gran familia mexicana". Su "legado" pervive y al parecer, lo hará por mucho tiempo. Lo infinitamente lamantable es que esta clase de personajes, al morir, la raza casi casi los vuelve santos o aberraciones semejantes. No sería raro que el "Gallo de oro" (vaya apelativo más original) llegue a erigirse como una figura similar a Selena, digo, es parte de la herencia de Raúl Velasco. De Blancornelas no podría agregar nada, porque él lo hizo casi todo.

drneon dijo...

Master Bef...

Debo admitir que soy algo neófito en menesteres periodísticos y realmente desconozco mucho del legado de Blanco Ornelas, por lo que celebro este informativo texto.

¿De Raulito que se puede decir? El hombre aparece en mis más tristes recuerdos de la telera, en el universo en el que yo, de niño, pensé que el eje del monopolió televiso con Jacobo, Chespirito y Raúlito (¡Horror!) seguirían ahí para siempre.

Benditos sean los tiempos del internet.

camille dijo...

Pues, a juzgar por este post, tu vocabulario es también "pobrísimo".
Atención, petulante. No se me ocurre mayor perogrullada que criticar a Velasco.

Ernesto Sandoval dijo...

ándale, raúl delasco tiene una fan je je je.

carax dijo...

Raúl Velasco (o Delasco jaja) fue la causa de mi aversión hacia los programas de espectáculos, tal vez debería agradecérselo.
Saludos Bef...excelente blog.

Anónimo dijo...

Anónimo y camille, abran su blog para irles a dejar la mierdita que olvidaron.

Ya tengo sus direcciones IP, nos vemos en sus respectivos Desktops. Nuke on you!

Anónimo dijo...

real: tampoco me gustaba velasco ni lo que había en su programa, solo digo que prefiero leer otros post mas interesantes que solo quejas de alguien que ya se me había olvidado, al menos a mí.

tus mailinterpretaciones, negaciones y amenazas son solo virtuales, pero por actitudes como la tuya muchas personas no quieren ya opinar; chale, me uno a la lista y me despido. saludos!

Anónimo dijo...

Así es carnal, ami también me cagaba raul velasco, que el pobrecillo parecía más una iguana vieja con hueva.

De Jesús Blancornelas tengo recuerdos vagos, y pues para lo que hacía si se requieren muchos cojones, y para como esta el país creo que ahora más.

Saludos, se le extraña.

Anónimo dijo...

¿De cuando acá un anónimo es portavoz de los que sí dan la cara?

Y no son amenazas, la dirección Ip te la asigna un proveedor de Internet, con el que firmaste un contrato y si crees que porque no pones tu nombre, te sientes muy valiente, porque crees que nadie te ve joder, te equivocas.

Porque nomás es cosa de ir con tu proveedor, logs de este blog en mano y pedirle cruzar la información para efectivamente vernos en tu escritorio y pedirte, de manera amable, que dejes de joder.

¿Porque defiendo a Bef?
Porque es uno de mis mejores amigos.

Saludos a Mty.

el andrei dijo...

Desde niño soñaba con la muerte de Velasco: Imaginaba que por arte de magia el país se desestupidizaría. Después de todo era un niño. Qué tal la anécdota que dice que en una cena con Ázcarraga en Acapulco, aseguró que podía hacer que hasta el grupo que tenían enfrente vendiera millones de discos, jactándose de su control sobre la familia mexicana, que lejos de apreciar la música, sólo consumía lo que él presentaba; entonces hicieron la apuesta y Velasco ganó; el grupo vendió millones de discos y ahora nadie los recuerda; pero si buscamos bien quizás ese disco esté en algún rincón de nuestras casas, qué miedo.

Calvin Krime dijo...

Yo quiero soñar algo así!
Qué grupo era, Los Joao?

Rebeka Lembo dijo...

Real de lo virtual: No tengo el gusto de conocer a Bef pero, como lectora anónima y fan, me uno a la defensa.

Aunque, en realidad, los sesudísimos comentarios de los anónimos nos deben conminar a hacer caso omiso.

Por estos rumbos abundan aquellos que nunca saben de lo que opinan pero que son buenos opinantes. Dejadlos regocijarse, cual cerdos, en su pobreza.

Bar dijo...

Me llama la atención que siempre aparezcan detractores "tira piedra, esconde mano".

Como diría la frase atribuida a un personaje de cuyo nombre no quiero acordarme: ...los perros ladran Sancho , señal de que cabalgamos...

Saludos Azulosos Carnalito.

P.D. por cierto ¿fuiste a lo de Chema el sábado?

Bef dijo...

Como bien dice mi amigo Alcíbar, ya no me sorprende que invariablemente los comentarios malintencionados nunca van firmados.

No tiene caso, pues, replicar a alguien que no da la cara. Creo que al final quedan peor ellos.

Sandra: Qué gusto verte por aquí. Esta es tu casa.

Yola: Sí, Es una pena la muerte de Blancornelas. Y sí, tuve mucva suerte, jamás había escuchado de Valentín Elizalde hasta que lo tupieron a balas. Sucede que desde que no tengo tele, hace 7 años, no estoy expuesto a los talentos post Raúl Velasco de la telera.

Sr. Magnánimo: ¡Hola! Qué gusto verte por acá.

Paul: ¿Será que tenemos la telera que nos merecemos?

Doc: ¿Sabes qué es lo peor? Que tardaremos muchos años, aun después de desaparecidos Jacobo, Raulito y el Chéspiro, en librarnos de su influencia nefasta.

Camille: Por tu lado, con un post tan breve, nos has demostrado a todos que tu vocabulario es amplísimo.

Ernesto: Lo que me temo es que el nombre de los fans de don Raúl es legión. Saludos.

Carax: En cualquier caso, si gracias a Raúl Velasco aborreces los programas de espectáculos, te hizo un favor. Muchas gracias por visitar este blog.

Real de lo virtual: Muchas gracias, mi mái. Se te extraña un montón.

Portero: Saludos, tocayo. Ojalá vayamos a desayunar pronto. Un saludo.

Andrei y Calvin Krime: Yo también quisiera saber qué grupo era ése. Los Joao... ¿Dónde estarán ahora?

Rebeka: Opino igual que tú. Toda opinión es bienvenida, siempre que venga firmada. Curiosamente, los insultos y las críticas malamadre siempre vienen anónimas.

Bar: Carnalito. No pude ir, el sábado anduve en la FIL de Guadalajara. Un abrazo.

Rax dijo...

Aló, Bef, te echamos de menos en la champireunión. Espero que te hayas comido una carne en su jugo a mi salud :)
Con respecto a Velasco, puedo contarte algo vaciado: cuando trabajaba en el Once, nos tocó recibir en el programa a cierta comunicadora famosísima en el mundo de los chismes. Antes de salir a cuadro, comentó que Velasco era un ser terrible, que la corrió cuando era reportera en su programa debido a que ella estaba embarazada. Ahora la leí en el tv y novelas diciendo que era un gran jefe del que aprendió hartísimas cosas. Chale con la memoria colectiva.
En todo caso, independientemente de lo montruoso del monstruo, yo disfruté mucho una vez que estuvo Café Tacvba en su programa. Y cuando mis adoradísimos Parchís se presentaron. Ni moro, era yo una niña chirris con mal gusto. Y se vería mal que ahora dijera que a los ocho años yo pura música de cámara :P
Un abrazo. ¿Te vemos pronto?